07 diciembre 2006

Me caso pero poco...

El viernes pasado fuímos Makoki y yo al teatro a ver la obra de Miguel Miura: "Tres sombreros de copa". Fueron cerca de tres horas de no parar de reir, y los dos hemos coincidido que el mejor diálogo, totalmente absurdo como nuestras neuronas, es el siguiente:

[Dionisio pasa la noche antes de su boda en un hotel de segunda, y allí se enamora de Paula, una bailarina de cabaret, y planea fugarse con ella...]

DIONISIO: Aún es tiempo. Dejaremos todo esto y nos iremos a Londres…

PAULA: ¿Tú sabes hablar inglés?

DIONISIO: No. Pero nos iremos a un pueblo de Londres. La gente de Londres habla inglés porque todos son riquísimos y tienen mucho dinero para aprender esas tonterías. Pero la gente de los pueblos de Londres, como son más pobres y no tienen dinero para aprender esas cosas, hablan como tú y como yo…¡Hablan como en todos los pueblos del mundo!...¡Y son felices!...

PAULA: ¡Pero en Inglaterra hay demasiados detectives!...

DIONISIO: ¡Nos iremos a La Habana!

PAULA: En La Habana hay demasiados plátanos…

DIONISIO: ¡Nos iremos al desierto!

PAULA: Allí se van todos los que se disgustan, y ya los desiertos están llenos de gente y piscinas

[...]

Os recomiendo que si teneis oportunidad de verla no la desaprovecheis, tanto Makoki como yo hemos redescubierto el placer de ir al Teatro, y cada vez quedo más encantado con este mundo...

Categorías: ,

1 comentario:

Dominus dijo...

que envidia... yo tengo ganas de llevar a mi sra al teatro, a ver cuando nos traen algo decente