06 septiembre 2007

Ideas Absurdas

Quién no ha tenido alguna vez una fantástica idea a la hora de resolver algún problema cotidiano, y esa idea se ha convertido en la pifia más absurda que te ha ocurrido jamás, llegando al punto de preguntarnos "¿Cómo he llegado a esta situación?.

Pues aquí tienes algunos ejemplos:

La llave del éxito
Desafío: Un turista en el Parque Nacional del Glaciar de Montana quería sacar una foto a una ardilla, pero está se escondió en su guarida en una roca.
La Idea Absurda: Intentar atraer el animal al exterior usando las llaves del coche a modo de reclamo "sonageril".
Resultado: La ardilla salió disparada como una flecha y le arrebató las llaves de la mano al incauto turista, metiendose de nuevo en su pequeña cueva. Los guardabosques tuvieron que ayudar al turista en la busqueda del animal y las llaves, pero ambas habían desaparecido. El hombre tuvo que pagar una grúa que le remolcara el vehículo fuera del parque y volver con la llave de repuesto para poder llevárselo.

El tiro por la culata
Desafío: Un holandés de 66 años tenía cierto "material muy importante" guardado en el cobertizo de su jardín, y temía que algún desaprensivo se lo robara.
La Idea Absurda: Poner una trampa a lo MacGyver usando una escopeta con el gatillo atado al pomo de la puerta, de manera que si alguien la abría sin tener precaución ésta se dispararía (la escopeta, no la puerta). Reunió a sus amigos para mostrar su maravilloso sistema anti cacos.
Resultado: Al buen hombre se le dispara accidentalmente la escopeta, dándole en el estómago. Tuvo que ser operado de urgencias debido al tiro, y una vez que salió del hospital fue recluido en prisión, la policía encontró que ocultaba en el cobertizo una plantación ilegal de marihuana.

Limpiando a fondo
Desafío: Un vecino de Minnesota decidió que era hora de limpiar el desagüe de su bañera.
La Idea Absurda: Usar gasolina para limpiar las tuberías. Como quedó un olor muy fuerte en el baño se le ocurrió poner velas olorosas.
Resultado: Debido a la concentración de gases el apartamento voló por lo aires, y él sufrió serias quemaduras, sobreviviendo por los pelos.

Vía: Neatorama

4 comentarios:

hariel dijo...

Juas juas juas las dos últimas es de coña no??? a ver a cualquier persona con dos dedos de frente no se le ocurre eso

Muakakiss

PECE dijo...

¡Como que no! La carnicera de mi barrio (ojo, la dueña de la carnicería, no la bestia del barrio... o sí), desatascando las tuberías del negocio vertió aguafuerte por el sumidero, y como aquello no colaba bien, le añadió lejía posteriormente. Resultado, leves quemaduras en la cara. Suerte que no le alcanzó de lleno ningún ojo.

Irais dijo...

jajajaja, excelente. El ser humano es un bicho raro.

Hariel dijo...

La peña si que está mal... no compró ahí al carne ni de coña ;)

Muakakiss