23 agosto 2009

Ha dicho un taco

Un día necesité comprar un espiche para colgar un espejo en casa, así que me dirigí a la ferretería de al lado de casa.

Al llegar sucedió lo siguiente:

Neurona Absurda: Buenos días, quería comprar un espichi.
Ferretero1: ¿un qué?
N.A.: ¡oh! claro, perdón - me di cuenta que estaba en los madriles y a lo mejor no lo conocía por ese nombre - quería decir un espiche.
Ferr1: - Con cara de no entender nada - De eso no tenemos, ni siquiera sé que es.
N.A.: Verás, se usa con el trompo, cuando se quiere colgar algo.
Ferr1: ¿Un trompo?, tampoco sé lo que es eso.
N.A.: Joer, lo de hacer agujeros en la pared...
Mientras hablo por mímica hago como si taladrara la pared, con lo que capto la atención del otro dependiente, un hombre mayor.

Ferretero2: Hijo, ¿que quieres?
Ferr1: esta pidiendo un... ¿espiche?, y no tengo ni idea de lo que es, es algo para usar con el taladro???
Ferr2: espiche... lo que ha dicho es un taco, ¿de qué medida?

Y por fin, gracias al anciano ferretero, que resultaba que era de un pueblo de Huelva, pude comprar los espichis.

Además este buen hombre me explicó una posible razón de porque llamamos a los tacos espiches, es, de nuevo, una deformación de la marca que los comercializa, Fischer.

2 comentarios:

Darina Silverstone dijo...

En México también los llamamos tacos o taquetes.

Saludos.

D.

Juan Manuel dijo...

Muy bueno.

Yo también tenía que tener cuidado con las expresiones cuando viví en Madrid. No suelen captar bien los "andalucismos".

Saludos,
Juanma.