26 noviembre 2007

La Caída del Imperio Romano

Recientemente se ha especulado que una de las posibles causas del fin del Imperio Romano fuera el envenenamiento por plomo de los dirigentes y las clases altas.
Los aristócratas romanos gustaban de tomar vinos y comidas en vasijas decoradas o recubiertas con plomo, con lo cual parte de este contaminante pasaba a los alimentos y a las bebidas, afectándoles al organismo. Una de los síntomas era la llamada gota saturnina, la cual padecieron aproximadamente un 66% de los emperadores que reinaron durante los últimos 250 años del Imperio, además de problemas de fertilidad.
Así, Rufus Musonius, un filósofo romano del siglo I, describía a las clases altas ("amos") de la siguiente manera:
"Esos amos son menos fuertes, menos saludables, menos capaces de soportar el trabajo que los sirvientes; los hombres del campo son más fuertes que aquellos que son criados en la ciudad, aquellos que se alimentan miserablemente que aquellos que lo hacen regaladamente; y que, por lo general, el último vive más que el primero. No existen otras personas más aproblemadas con gota, hidropesía, cólicos, y semejantes, que aquellos quienes, condenando la dieta simple, viven a base de golosinas preparadas."

Y es que el plomo puede llegar a producir los siguientes síntomas si lo consumimos:
* Perturbación de la biosíntesis de hemoglobina y anemia
* Incremento de la presión sanguínea o taquicardia
* Daño a los riñones y en el sistema urinario
* Abortos y abortos sutiles o leves
* Perturbación del sistema nervioso y en el parasímptatico
* Daño al cerebro, cerebelo, tallo encefálico, aparato digestivo, aparato urinario, aparato reproductor y aparato respiratorio inferior
* Disminución de la fertilidad del hombre a través del daño en el esperma y en la capacidad de mantener una erección
* Disminución de las habilidades de aprendizaje de los niños, jóvenes y adultos
* Perturbación en el comportamiento de los niños y los no tan niños, como es agresión, comportamiento impulsivo e hipersensibilidad como también euforia, alucinaciones leves, hiperactividad y estados sedativos similares al del coma.
* En niños de corta edad se pueden producir daños en la coordinación y en la comprensión de información, hasta llegar a un retardo mental muy serio.
* En fetos puede producir mutaciones leves y mutaciones severas
* Gastritis, acidez o pesadez estomacal, causadas por las partículas no degradables plúmbicas.
* Debilidad, estreñimiento y parálisis en muñecas ,tobillos y todo tipo de articulación.
* Problemas en la audición y equilibro
* Debilitamiento del tejido óseo por la depositación de las particulas plúmbicas no degradables en huesos
* Alteraciónes en el ARN y en casos terminales o avanzados en el ADN.

Así que cuidado con lo que tomamos, o mejor dicho en donde lo tomamos, pues aunque no lo creas, y aunque las tuberías de plomo dejaron de colocarse en 1980, todavía puedes encontrarlas en casa antiguas, o en algunas piezas usadas en fontanería.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Vaya plomo de post!

Doctor carolo house dijo...

Está claro que viendo el diferencial que has hecho, se trata de un auto-inmune, sarcoidosis o un lupus. Se ve desde un avión.

josantonio71 dijo...

Carolo!!! deja de ver House !!!! :D